La "cobardía" de Jonas Vingegaard salva el Tour de Francia de Primoz Roglic: "Soy demasiado viejo para ponerme nervioso"

La novena etapa del Tour de Francia fue fantástica y tuvo una batalla brutal entre los de la general que pudo acabar con una minutada pero que acabó en nada.

Así, aunque casi todos los corredores de la general llegaron juntos a la meta de Troyes, eso no reflejó en absoluto la locura de la jornada de principio a fin. Remco Evenepoel y Tadej Pogacar atacaron innumerables veces a Jonas Vingegaard y al Visma - Lease a Bike, pero la estrategia defensiva del equipo neerlandés mantuvo la carrera unida. Eso permitió a Primoz Roglic salvar un día de mucha tensión.

"Por supuesto que mi experiencia ayuda. A mi edad ya se es demasiado mayor para estar nervioso. Hay que mantener la calma. Y todo el mundo ha hecho un gran trabajo. La etapa ya ha quedado atrás, ahora tenemos que mirar hacia adelante, hacia las próximas etapas", dijo Roglic en palabras a FloBikes. "Una vez empecé a pedalear en carretera. Ahora a veces hacemos adoquines, a veces incluso grava. Siempre hay nuevas experiencias. Es bonito formar parte de eso".

El esloveno se descolgó en el segundo sector e inmediatamente saltaron todas las alarmas. El equipo alemán estaba bajo presión y quemó todos los efectivos para devolverle al frente, con el propio Roglic cerrando la brecha en el sprint intermedio. Tuvo suerte de que un Visma en pleno no se comprometiera en el pelotón delantero para no distanciarle, sino que se centró plenamente en Tadej Pogacar. A lo largo del día, Evenepoel y Pogacar atacaron en varias ocasiones y Roglic se vio a la zaga en varias ocasiones. Pero con Vingegaard sin colaborar con los grupos delanteros, los corredores de la general volverían a juntarse para los kilómetros llanos finales.

Jornada salvada por Primoz Roglic

Roglic consiguió así salvar una jornada en la que Red Bull - BORA no fue capaz de igualar a los equipos rivales y en la que se podrían haber perdido minutos si en algún momento Visma o UAE se hubieran dedicado de lleno a dejar al esloveno fuera de la lucha por la victoria de carrera. En la segunda semana, 1:36 minutos separan a Roglic del maillot amarillo.

"Estoy muy contento y orgulloso de estar donde estoy. Lo he dado todo. Los que están por delante de mí son simplemente más fuertes en este momento. Pero aún quedan dos semanas. Sólo tengo que mantenerme sano. Entonces seguro que tendré más oportunidades", concluyó.

Ubicar comentarios

666

0 Comentarios

Más comentarios

Estás viendo solo los comentarios por los que se notifica, si quieres ver todos los comentarios de esta publicación, haz clic en el botón debajo.

Mostrar todos los comentarios